EL TALLER DEL ORFEBRE KAROL WOJTYLA PDF

ComiXology Thousands of Digital Comics. Be the first to review this item Amazon Best Sellers Rank: Books — El taller del orfebre Meditacin wojtyoa el sacramento del matrimonio expresada a veces en forma de drama. Amazon Inspire Digital Educational Resources. This item ships from multiple locations. If you are a seller for this product, would you like to suggest updates through seller support?

Author:Zull Bagar
Country:Nigeria
Language:English (Spanish)
Genre:Photos
Published (Last):3 November 2012
Pages:70
PDF File Size:15.84 Mb
ePub File Size:2.95 Mb
ISBN:939-3-76523-224-7
Downloads:19701
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Gardajora



File: PDF, 6. Mateo Inurria, ISBN Printed in Spain. Ha ocurrido hoy, entre las cinco y las seis de la tarde.

No recuerdo exactamente, no tuve tiempo de consultar el reloj ni ver la hora en la torre del viejo ayuntamiento. Lo que iba a decirme era, pues, premeditado. La respuesta estaba casi decidida. Pues mis sentidos se alimentaban, a cada paso, del encanto de las mujeres que se cruzaban conmigo. A pesar de todo, casi deseaba que la alejaran de mi conciencia, y hasta cierto punto contaba con ello. Siempre he sido dura como la madera, que se carcome por dentro antes que romperse.

Yo le hablaba de aquella corbata suya que tanto me gusta, y de aquel traje oscuro, que le sienta tan bien. Luego juntos fuimos a mirar el escaparate de la tienda del joyero. No entramos en seguida en la tienda.

Lo comprendimos a la vez. Nos quedamos quietos frente a la tienda. Secretamente nos unimos hasta formar uno solo por obra de estas alianzas. Crea objetos que pueden inducirnos a reflexionar sobre el destino.

Aquel hombre se ha acercado mucho a nuestro pensamiento. Hemos seguido en silencio. El lleva su traje negro. Seguimos frente a aquella tienda para escoger juntos nuestro destino. Pero el escaparate se ha convertido en el espejo de nuestro futuro y refleja ahora su forma.

CORO 1. Pero el vino es otra cosa. Que una persona viva en la otra —es el amor. Pero volvamos a las estrellas, volvamos al calor, a los sentimientos. Puesto que el hombre no perdura en el hombre y el hombre no basta. Su mirada era a un mismo tiempo bondadosa y penetrante.

El amor vence la inquietud. El futuro depende del amor. No pude evitar la amargura al recordarlos. Este sabor penetra en todo lo que hacemos, decimos o pensamos; aparece incluso en nuestra sonrisa. Confiaba tal vez en sus derechos; yo, en cambio, deseaba que los conquistase sin cesar. Soy madre. Pasaba junto a la tienda del viejo orfebre.

Las contraventanas ya estaban cerradas y la puerta asegurada con llave. El joyero termina su trabajo a las siete y se marcha. Un sol resplandeciente llenaba la calle de luz tan cegadora, que obligaba a cerrar los ojos. Anteriormente no me fijaba en esta tienda. Luego las cuerdas comenzaron a callar, y ninguno de los dos supo encontrar el remedio.

Y que apenas si une ya. Me era indiferente. Hasta hoy Fui exponiendo, uno tras otro, los cargos contra Esteban. Estaba segura de la verdad de mis juicios. Aquel hombre me escuchaba pensativo. El Esposo pasa por muchas calles y se cruza con muchas personas. Al pasar, pulsa el amor que hay en ellas. Si el amor es malo, sufre por ello. Era fruto de mi sensibilidad y de su inteligencia. Nostalgia de un hombre perfecto, 4.

Un calidoscopio de olas y situaciones llenas de encanto. El hombre es un continuum, una totalidad y continuidad. A N A Estaba casi decidida a cogerme de su brazo. A N A Ahora voy por el borde de la acera. Por el bordillo. Se acerca un coche, un modelo elegante. La ventanilla entreabierta, un hombre al volante. Me paro. Posee el sabor de toda la persona. Y el peso de todo su destino. La eternidad del hombre lo compenetra. Por esto se le 55 encuentra en las dimensiones de Dios.

El hombre asomado al tiempo. Olvidar, olvidar. Tomar cada cosa en un instante y perderla inmediatamente. ADAN No. ADAN He vuelto para indicarte la calle. Van riendo y hablando en voz alta. Ya han pasado. Tal vez no se asombra tanto; hasta tal punto se ha perdido hoy la capacidad de asombro. Caminan como aletargadas —las invade una especie de espacio adormecido. He venido a despertarte.

Creo que he llegado a tiempo. No puedes vivir sin amor. No sientes la fuente, pero la llama te consume. No temas. Va unida al cuerpo. Sin el cuerpo no es posible aprehenderla ni poseerla. Yo soy una virgen necia. Es su hora. Caminan alegremente, como con pasos de baile. Un Hombre avanzaba, vestido con un abrigo ligero, sin sombrero. Al principio no pude distinguir su rostro, porque caminaba pensativo, con la cabeza baja. No has soportado la vista de ese rostro. A N A Tengo miedo. ADAN Tienes miedo del amor.

Me da miedo este rostro. Una pausa en las luces y en las palabras, pero el pensamiento y el drama siguen. Los personajes son los mismos. No se alimenta de aceite la llama, sino del agua de lluvia— llueve, se mojan las aceras y la calzada. Nadie le ordena que vuelva. Una no ha dado llama a la otra. Una no ha dado aceite a la otra. No le ha dado pabilo.

Pero ha pasado. Soy yo. Y los ojos

DESPECKLE SCANNED PDF

El taller del orfebre -Karol Wojtyla

.

LQR HAZAN PDF

El taller del orfebre. Karol Wojtyła

.

HP 3035XS PDF

El taller del orfebre

.

Related Articles